María

Soy María Arroyo-Hernández, doctora en física (PhD), docente, coach (certificada ACC por ICF), doula, asesora de lactancia y madre. 

 

Mi inquietud por conocer cosas y entender los principios que rigen lo que nos rodea, me llevó a estudiar y hacer el doctorado en Física. Como la biología es la física de los seres vivos, mi carrera investigadora la enfoqué al área de la Biofísica, disciplina que baila entre dos ciencias fundamentales que a veces se aman y entienden y otras no tanto.

 

Sin embargo, mi interés por la vida y los seres vivos iba más allá, lo que me importaba de verdad era su bienestar a través de las emociones y en momentos clave de la vida. Por eso, mientras realizaba la tesis, puse en marcha el proyecto doula, de acompañamiento emocional en la maternidad basado en la evidencia científica, allá por 2005, cuando esta figura era pionera en España. Qué mejor manera de trabajar por los seres humanos que cuidando su llegada al mundo a través de su figura de referencia. Y qué momento más potente (a la vez que vulnerable) para crecer e impulsarse como personas, que la llegada de un hijo, un renacer y un resurgir como pocos en la vida. Y, aunque no me quedaba ninguna duda, ser madre me permitió comprobar en mi propia vida, la fuerza y el impulso que la maternidad, en sus diferentes etapas y momentos, suponen para una mujer.

 

En los últimos años, en paralelo al acompañamiento en la maternidad, he centrando mi carrera como física en el acompañamiento a través de la docencia, integrando en el aula los conocimientos adquiridos mediante formaciones en coachingmetodologías docentes innovadoras y diversos métodos de crecimiento personal, además de la experiencia de todos estos años en el ámbito del acompañamiento emocional.

 

Actualmente colaboro en proyectos relacionados con ayudar a que las personas se acerquen a su propósito vital, desde una perspectiva regenerativa y bioinspirada. Para ello, facilito e impulso procesos de transformación y desarrollo, integrando y armonizando una visión analítico-racional con visión creativo-emocional. De esta forma de trabajar, fruto del trabajo y el recorrido personal de los últimos años, surge mi vinculación con el proyecto coaching del linaje.